Las plagas mas comunes durante todo el año | Quipons

El control de plagas debe llevarse a cabo durante todo el año, bien de manera activa o preventiva, pero no cabe duda que si el verano es la estación favorita para muchos para irse de vacaciones, para los profesionales del control de plagas es el período en el que se multiplican los servicios de exterminio, especialmente tras inviernos generalmente poco lluviosos y secos como acontecen en los últimos años.

Las cucarachas vienen a constituirse como la principal plaga a combatir durante el período estival. Las tres especies más comunes en España son la cucaracha  germánica, la oriental y la americana. La primera se asocia a establecimientos alimentarios, cafeterías, etc.  La segunda suele preferir zonas más frías y la tercera prefiere como hábitat el alcantarillado de zonas templadas. El caso es que bien en un contexto u otro su presencia puede tener una repercusión no solo higiénica sino también económica: Un cliente que ve una cucaracha en un establecimiento, lo más probable es que no vuelva, y además que lo difunda socialmente.

Las hormigas, rara vez causan problemas de salud, pero si pueden causar molestias en cocinas de viviendas o establecimientos, la especie argentina es la hormiga más común en España.

En cuanto a insectos voladores,  la plaga estrella que más molestias causa a la población (por su amplia dimensión), y que puede transmitir también en países menos desarrollados ciertas enfermedades, son los mosquitos,  en nuestras latitudes los más comunes son del tipo Culex, Anopheles, y en los últimos año además,  Aedes (tigre).  En verano especialmente proliferan sus generaciones, limitadas a la presencia de focos de agua de poca profundidad, y lechos de refugio.

Ni que decir que la mosca doméstica,  se encuentra también entre los insectos más molestos y universales, sus “parientes” como la  mosca de la fruta y del vinagre además se constituyen como plagas a combatir para la agricultura y para la industria alimentaria.

No podemos olvidar las avispas, las cuales sobre todo en verano, pueden causar un perjuicio importante, ya que anidan cerca de piscinas, terrazas, con presencia de fuentes o jardines, cuyo principal atractivo son los perfumes, cremas,  así como alimentos frescos.

En cuanto a los roedores, el Ratón común, rata negra (de costa), rata común (noruega), cuando las temperaturas comienzan a suavizarse a comienzos de primavera, y con el calor estival, proliferan con facilidad, intensificándose los problemas en viviendas, industrias y comercios, al buscar incensántemente fuentes de alimento y refugio. Las ratas y ratones de alcantarilla suponen el mayor riesgo de transmisión de patógenos.  Aunque su presencia en la red de alcantarillado, también es positiva al suponer un cierto control del ecosistema suburbano, ya que se alimentan de ciertos insectos nocivos para la agricultura, y desechos y detritos de la población humana, de ahí que no deban erradicarse por completo.

En definitiva, el verano es la estación en la que más se debe actuar activamente contra las plagas, pero el resto del año debemos permanecer “alertas”, y realizar acciones de prevención que os comentaremos en próximos artículos de nuestro BLOG.

Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar