voladores-bg
mosq-tig_

Mosquito tigre

El mosquito tigre (Aedes albopictus) pertenece a la familia Culicidae, englobada dentro del suborden Nematocera y del orden Diptera. Al igual que el resto de los mosquitos, esta especie presenta una morfología corporal de aspecto frágil, una longitud de 5-10mm, con un par de alas desarrolladas y el segundo par convertido en unas estructuras denominadas balancines. Un aspecto característico y diferenciador de esta especie es su coloración negra adornada con bandas blancas en tórax, abdomen y patas, de donde proviene su nombre común. Mientras que los machos se alimentan de sustancias como el néctar, las hembras son hematófagas y necesitan la ingesta de sangre para la puesta y desarrollo de los huevos. Para ello tienen un aparato bucal picador-chupador, formado por una probóscide que emplean a modo de estilete para perforar la piel y extraer la sangre de vertebrados, especialmente mamíferos y aves. Detectan a su presa a largas distancias mediante el CO2 emitido por ésta al respirar y a media-corta distancia por sustancias como el acido láctico, presente en la epidermis. La picadura es indolora y emplean una sustancia anticoagulante presente en la saliva del insecto. Se trata de una especie invasora, proveniente de las selvas asiáticas que ha conseguido adaptarse perfectamente al hábitat urbano de las ciudades mediterráneas. Su presencia es altamente preocupante porque este mosquito es un vector de numerosas enfermedades y se encuentra incluida en lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Descubre más sobre la eliminación del mosquito tigre y contacta con nosotros aquí.

voladores-bg
Referencias
  • Comissió Interinstitucional per a la Prevenció i Control del Mosquit Tigre a Catalunya: Estratègia per a la Prevenció i Control del Mosquit Tigre a 2011.
  • Recomendaciones de prevención del Servicio de Sanidad Ambiental. Dirección General de Salud Pública.
mosquito4
Introducción

El mosquito tigre (Aedes albopictus) pertenece a la familia Culicidae, englobada dentro del suborden Nematocera y del orden Diptera. Al igual que el resto de los mosquitos, esta especie presenta una morfología corporal de aspecto frágil, una longitud de 5-10mm, con un par de alas desarrolladas y el segundo par convertido en unas estructuras denominadas balancines. Un aspecto característico y diferenciador de esta especie es su coloración negra adornada con bandas blancas en tórax, abdomen y patas, de donde proviene su nombre común. Mientras que los machos se alimentan de sustancias como el néctar, las hembras son hematófagas y necesitan la ingesta de sangre para la puesta y desarrollo de los huevos. Para ello tienen un aparato bucal picador-chupador, formado por una probóscide que emplean a modo de estilete para perforar la piel y extraer la sangre de vertebrados, especialmente mamíferos y aves. Detectan a su presa a largas distancias mediante el CO2 emitido por ésta al respirar y a media-corta distancia por sustancias como el acido láctico, presente en la epidermis. La picadura es indolora y emplean una sustancia anticoagulante presente en la saliva del insecto. Se trata de una especie invasora, proveniente de las selvas asiáticas que ha conseguido adaptarse perfectamente al hábitat urbano de las ciudades mediterráneas. Su presencia es altamente preocupante porque este mosquito es  un vector de numerosas enfermedades y se encuentra incluida en lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Ciclo Biológico

Los mosquitos son insectos con un desarrollo holometábolo que realizan una metamorfosis completa para completar el ciclo. Este ciclo está formado por cuatro fases: Huevo, larva, pupa y adulto, siendo las tres primeras acuáticas y la última de vida aérea. Las hembras buscan zonas con agua estancada, pero no depositan sus huevos sobre el agua, sino unos centímetros por encima de la superficie del agua, en la cara interna del recipiente. Los huevos permanecerán inactivos hasta que los cubra el agua, momento en el que se activará su desarrollo y emergerá la larva. Las larvas atraviesan cuatro estadios larvales, tras los cuales se formará la pupa. Con la emergencia del adulto finaliza el ciclo.

Tras 48 horas las hembras pueden comenzar a picar. A lo largo de su vida una hembra puede llegar a realizar hasta 40 tomas de sangre. Tras una semana, la hembra depositara entre 80-200 huevos y volverá a comenzar el ciclo.

ciclo-tigre
Programa de Actuación

1. Vigilancia ambiental del mosquito.
1.1 .Trampas de ovoposición.
1.2 Trampas de captura de adultos.

2. Control del mosquito.
2.1. Medidas preventivas.
2.2. Tratamientos con productos plaguicidas.

3. Vigilancia sanitaria.
3.1. La vigilancia del mosquito como posible vector de enfermedades.
3.2. Medidas para evitar las picaduras del mosquito.
3.3. Medidas a adoptar en caso de picadura.

4. Sensibilización.
4.1. La información a la población general.
4.2. La información a grupos específicos significativos.

5. Formación a profesionales.
5.1.Formación sobre medidas de prevención y control del mosquito.
5.2 Formación sobre aspectos sanitarios.

Ámbito 1. Vigilancia ambiental del mosquito. 

La vigilancia ambiental del mosquito incluye los siguientes ejes:

  • El estudio de la distribución del mosquito. Tiene como objetivo conocer las áreas con presencia del mosquito en la zona de estudio, su expansión y la colonización del territorio para poder planificar las estrategias de actuación.
  • La cuantificación de la densidad de los vectores en cada zona, cuando sea necesario. Es importante para tratar situaciones de interés epidemiológico y para adoptar decisiones sobre la realización de tratamientos adulticidas.

Las acciones que se pueden llevar a cabo son: la colocación de trampas de ovoposición y de trampas de captura de adultos:

3.1.1.  Trampas de ovoposición

Se trata de una trampa que permite determinar la presencia de poblaciones de mosquito tigre mediante su puesta de huevos. El punto concreto de ubicación de la trampa se determina sobre el terreno, teniendo en cuenta las preferencias ecológicas de esta especie de mosquito, que corresponden principalmente a lugares bajos y sombríos, con cobertura vegetal, que suelen tener un grado de humedad alto.

Las trampas permanecerán colocadas durante todo el periodo de muestreo, salvo que haya indicios de huevos (presencia de larvas en el interior) o si son trampas con un elevado índice de captura. En estos casos el bote debe ser sustituido y analizado en el laboratorio para comprobar la presencia de huevos en las paredes internas.

El seguimiento deberá ser semanal, ya que tras periodos de lluvia las larvas pueden emerger tras tan solo cuatro días. Las maderas deberán ser introducidas en recipientes para su trasporte al laboratorio. El agua se desecha, asegurándose antes de que no existan larvas en su interior. En caso de utilizar trampas con un insecticida regulador del crecimiento (IGR) para evitar la eclosión de las larvas, el seguimiento de las trampas se puede hacer quincenalmente y mantenerlas fijas durante todo el periodo de muestreo.

En el laboratorio se examinarán las maderas empleando una lupa binocular (30x) para localizar y contar los huevos. Realizado este paso, se procede a continuar el ciclo para obtener los adultos. Para ello, se introducirá la madera en recipientes con agua a 25ºC y sellados con Parafilm®. El objetivo es comprobar que los huevos corresponden a Ae. albopictus, ya que la identificación de adultos es notablemente más sencilla.

3.1.1.   Trampas con atrayente para capturar adultos: 

Como la utilización de las trampas de ovoposición para determinar la presencia de Aedes albopictus implica disponer de un laboratorio, la incubación de los huevos y el seguimiento regular de las trampas, entre otros aspectos; paralelamente a la utilización de estas trampas se han probado otros posibles mecanismos de detección de esta especie. Estos métodos están basados en la captura de adultos, que agiliza y facilita el proceso.

La captura de mosquitos adultos se lleva a cabo mediante trampas activas (BG-Sentinel) que emplean un cebo.

Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar