Si nos han diagnosticado que tenemos una plaga de  carcoma , lo mejor que podemos hacer es ponernos en manos de un profesional, el cual nos guiará para hacerle frente con garantías de éxito. Ahorrándonos el coste que supondrían los daños en muebles, objetos valiosos o la reparación de estructuras afectadas.

Erradicar una plaga de carcoma, en algunos casos supone todo un reto, dependiendo del nivel de ataque alcanzado y el momento en que se haya diagnosticado el problema, ya que el daño puede estar muy avanzado y sea difícil recuperar el elemento o instalación infestada. Es en éstos últimos casos en los que se debe actuar de manera profunda sobre la madera, siendo recomendable realizar una actuación de tipo profundo, inyectando sustancias químicas de acción biocida con una alta persistencia en el tiempo (años), por lo que se considera un tratamiento curativo y preventivo.

En nuestra publicación sobre tipos de tratamientos contra carcoma,  puedes conocer en detalle las técnicas disponibles que utilizamos los profesionales para erradicar una plaga de carcoma. Existiendo técnicas de acción profunda y técnicas superficiales.

Se ha demostrado que en los casos más avanzados, la realización de micro-inyecciones en las estructuras afectadas utilizando dispositivos especiales que taladran la madera, es una medida eficaz para detener el avance. Si además pasados unos años se realiza un tratamiento preventivo, se asegurará una protección duradera en el tiempo.

Cuando se pone en marcha un tratamiento contra carcoma, es muy importante diagnosticar adecuadamente la envergadura de la colonia y que amplitud de daños ha ocasionado al mobiliario o estructura a proteger o recuperar.

En ocasiones si la colonia todavía no ha adquirido envergadura  apenas se aprecian daños externos y se debe recurrir  a la utilización de técnicas acústicas que amplifican el sonido, pudiéndose así detectar en fases tempranas para evitar daños mayores, que algunos casos pueden llegar a ser irreversibles. Por ejemplo un buen tratamiento  curativo y protector en éstos casos evitará que la infestación adquiera mayores proporciones, al no poder penetrar las hembras aladas adultas que han sido fecundadas, en las posibles grietas, poros o hendiduras de la madera.

En construcciones susceptibles, como pueden ser casas de madera, casas rurales, albergues, pórticos u otros elementos constructivos o decorativos de madera, la existencia de una base adecuada aislada del suelo,  con soportes metálicos, o construyendo cámaras sanitarias, o bien con la instalación conductos de ventilación con el exterior, para reducir humedades en sótanos puede ser una buena medida previa que reduce el riesgo de penetración de la carcoma en cimientos o estructuras.

La carcoma es una plaga que debe ser tratada por empresas especializadas, Quipons tiene larga trayectoria en la erradicación de plagas de insectos que atacan la madera (xilófagos). En sucesivos artículos hablaremos sobre los diferentes tipos que existen y donde suelen encontrarse.