Hoy comentaremos algunos aspectos de los chinches de cama,  unos insectos que han cobrado protagonismo en los últimos años, en el ámbito doméstico y sobre todo en el sector hotelero,  y en otros establecimientos como albergues, pensiones o residencias.

Sobre las chincehs de cama proliferan en ocasiones informaciones imprecisas que en ocasiones confunden o crean falsas realidades a la gente, y  que no se ajustan a lo que profesionalmente conocemos, realizamos o difundimos sobre ésta incómoda plaga resurgida en el siglo XXI.

Para empezar diremos que los chinches no transmiten enfermedades víricas, sino que se asocian a la transmisión de parásitos protozoos que desencadenan una parasitosis conocida como “mal de chagas” ó Tripanosomiasis, como así reconocen organismos contrastados (Anecpla) o autoridades sanitarias, (Instituto de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Manual de Gestión y Prevención de Plagas para la Industria Hotelera, 1ª edición Octubre 2009).

En ocasiones, por falta de experiencia o conocimiento, se realizan acciones las cuales NO se deben hacer respecto a los chinches, o que por sí solas no son suficientes o inadecuadas para acabar con una infestación:

  • Si aparecen chinches en nuestra cama: “Tirar el colchón y /o la cama ya que cambiando la cama se soluciona el problema”. Esto es incorrecto ya que está demostrado que además de camas pueden habitar, rendijas, enchufes, mesitas, cortinas, etc. por lo tanto se debe hacer una inspección minuciosa en todos los elementos circundantes, y la solución no pasa por desahacerse de los elementos sino ponerlos en cuarentena para ser tratados preferentemente in situ, ya que lo contrario pondrá en riesgo otras zonas o personas y trasladar el contagio.
  • “Donde hay chinches hay mugre”: En ocasiones se asocia su presencia a mugre o restos descompuestos, o incluso a presencia de animales, esto es del todo erróneo, ya que los chinches son parásitos que se alimentan de sangre fresca, preferentemente de humanos. Esto además nos quiere decir que su presencia no va ligada al número de estrellas que pueda tener un establecimiento.
  • “Con aerosoles o tratamientos caseros se elimina el problema”. Cuando leemos tales disparates debemos reflexionar lo siguiente: Los chinches se han convertido en la sociedad actual en un problema que rebasa barreras locales, ya que es una plaga globalizada, y requiere de actuaciones muy precisas por empresas especializadas en erradicación, como QUIPONS.

Son sólo ejemplos, hay muchos más,  la realidad es que las infestaciones por chinches, son un problema muy importante, que cada vez se encuentra más concienciado y protocolizado en cadenas hoteleras así como en los establecimientos de riesgo implicados.

Es clave, la colaboración, participación y coordinación con las empresas que llevan a cabo el control de plagas a las cuales se encarga su exterminio, ya que tendrá un efecto muy positivo sobre el resultado final del tratamiento.

Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar