control de procesionaria

Control de procesionaria: Técnicas de última generación.

El control de procesionaria del pino es relevante y especialmente en el último decenio debido a la escasez de lluvias y el incremento de temperatura, en nuestras latitudes la procesionaria del pino ha experimentado un ascenso en sus niveles poblacionales, viéndose favorecida por dichas condiciones. Afortunadamente conocemos perfectamente su ciclo biológico y disponemos de técnicas y herramientas precisas para hacer frente a ésta plaga de nuestros bosques y jardines.

En QUIPONS estamos a la vanguardia en el control de procesionaria, por lo que buscamos las mejores técnicas disponibles, queremos ir por delante tanto en innovación como en reducción del impacto que supone la utilización de sustancias químicas.

Las aeronaves no tripuladas (UAV), conocidas como drones, están cobrando importancia en los últimos años, por el carácter multiámbito en sus usos. Conscientes de ello nos pusimos manos a la obra y adquirimos 2 equipos para cubrir todas las posibles necesidades, en el caso que nos ocupa,  el tratamiento localizado de bolsones de procesionaria en lugares inaccesibles mediante otras técnicas o que conlleva cierto riesgo la realización mediante métodos convencionales.

Su utilización que comenzó con el fin de detectar los nidos, y madrigueras donde se localizaban ciertas plagas, ha ido progresando hacia nuevos modelos de drones que también son capaces de fumigar en  zonas de difícil acceso en altura, aplicando el tratamiento de manera más localizada y reduciendo el impacto ambiental en este sentido también realizamos este servicio de control de procesionaria.

La población demanda cada vez más la utilización de técnicas respetuosas con el medio ambiente, la endoterapia vegetal, consiste en la inyección en el tronco de un producto nutritivo o fitosanitario para que se distribuya por todos los tejidos de la planta mediante sus canales internos. El ahorro en agua, mano de obra o sustancia química biocida, está garantizado. Además el impacto medioambiental es nulo, ya que hasta el envase utilizado es totalmente reciclable. Su uso es extensible a otras especies vegetales y otras plagas distintas a la procesionaria del pino.

En definitiva, dichas técnicas, complementadas con otras de incluso menor impacto como la instalación de barreras en los troncos o  técnicas biológicas como el uso de feromonas atrayentes para la captura de adultos en vuelo, pueden ser una alternativa eficaz y sostenible. Sustituyendo paulatinamente a la utilización de los procedimientos tradicionales de fumigaciones masivas, con daños colaterales por ejemplo en otras especies no diana, o contaminaciones de acuíferos, y molestias a la población.